jueves, 13 de noviembre de 2008


A veces le cuesta admitir que está viviendo algo increíble.Ayer a las once de la mañana lo sintió otra vez.El timbre del móvil,el sobre en la pantalla,el típico "tieneustedunnuevomensaje".Lo abre: es él.Intenta taparse la sonrisa con la mano.Incapaz,una sonrisa demasiado grande para una mano tan pequeña.Y en el autobús todos los vivos soñantes,o muertos vivientes,o vivos murientes mirando un punto fijo hasta la próxima parada,hasta la calle en la que van a trabajar...la miran,se preguntan qué tendrá ese aparato que la hace tan feliz en tres segundos.Lo que nunca sabrán es la magia que guardan las palabras "pica cuando llegues"o unas llaves subliminales fuera de la puerta de casa.O un beso escondido en la entrada.


Siento tu aliento en mi nuca incluso cuando llevamos cuatro horas en casa,siento tus brazos en mi cintura cuando pasan dos días sin verte.Veo tu sonrisa en los espejos de los ascensores en los que bajo y subo sola.Cierro los ojos y te veo hasta en diapositivas.


"Dicen que hay una sensacion en la que vuelves a notar el olor de alguien en tu piel por un beso y que es algo de lo que no te sueles dar cuenta pues le quitas importancia, yo lo estoy notando en este momento y el ultimo beso fue hace 4 horas..."

3 comentarios:

àngela dijo...

Que tendra ese aparatejo que cada vez que recibimos el pitido que todo el mundo tiene nos saca una sonrisa...

Besos

Primera persona del plural. dijo...

el planeta de las orquideas y los girasoles tan solo atisbado por las rosas rojas

amor dijo...

qué gusto de post encendido